SuscripcionesContactoPublicidad Directorio Hemeroteca Mapa de sitio
MICHOACÁN  

Periodistas de Michoacán en la mira

Sergio Cortés Eslava
Las ejecuciones contra los comunicadores en Michoacán son la constante y prevalece la independencia gubernamental.

 

 


Publicidad

Un reportero ejecutado, varios ‘levantados’, otro desaparecido hasta la fecha y muchas agresiones y amenazas, es el saldo que se vive en Michoacán para los trabajadores de medios de comunicación ante la indiferencia de las autoridades estatales y la intolerancia de políticos y funcionarios, pero principalmente por la guerra que libran en esta entidad los diferentes cárteles de la droga que en el actual sexenio de Lázaro Cárdenas Batel, se establecieron.

La situación ya traspasó Michoacán, ya traspasó incluso el país y por ello el organismo internacional Reporteros Sin Fronteras ha hecho suyos los reclamos que periodistas michoacanos han hecho en su propia tierra pero que se han perdido en el silencio de un gobierno que permitió que el narcotráfico se apropiara de la entidad.

Una de las primeras agresiones a medios de comunicación en Michoacán y provocó el repudio de diferentes sectores, fue la incursión armada que el diputado local perredista hizo al diario regional abc de Michoacán editado en la ciudad de Uruapan.

Fue el 22 de febrero del 2006 cuando David Garibay Tena, diputado local por el Partido de la Revolución Democrática, protagonizó un escándalo que punto estuvo de terminar en una tragedia, cuando armado y bajo el influjo de bebidas embriagantes, ingresó al periódico abc de Michoacán de la ciudad de Uruapan, y amenazó con matar a los empleados que se encontraban en el lugar.

El diputado llegó a este diario acompañado por un sujeto que al parecer era Policía Municipal, encaró a los trabajadores y a punta de pistola ingresó a las oficinas para gritar e intimidar a los trabajadores.

Los hechos ocurrieron alrededor de las tres de la mañana de ese día, y según se sabe por las versiones del mismo periódico, el legislador se encontraba sumamente molesto por las publicaciones que el diario ha realizado.

El diputado se retiró del lugar no sin antes amenazar de muerte y con atentar contra el edificio donde se ubica el diario abc de Michoacán.

De acuerdo con el diario, se pudo establecer que el legislador iba con la plena intención de asesinar a uno de los trabajadores.

Asimismo, se informó que el diputado perredista y el presunto policía municipal, en estado de ebriedad y al parecer drogados, portaban armas de grueso calibre en la cintura, pero además presumieron que en el vehículo tenían “cuernos de chivo” con que abrirían fuego contra el personal y recinto administrativo.

Otro de los casos más sonados fue el registrado el 9 de marzo del 2006  cuando sicarios ejecutaron a Jaime Arturo Olvera Bravo, del diario La Voz de Michoacán, cuando iba a dejar a su pequeño hijo a la primaria. El niño observó cómo los asesinos mataron a su padre.

Caso Chino Apac

El 20 de noviembre del 2006, presuntos narcotraficantes ‘levantaron’ a José Antonio García Apac, director  del semanario local Eco de Tepalcatepec.

Fue el 28 de noviembre cuando familiares y amigos del periodista presentaron formal denuncia ante el agente del Ministerio Público de Apatzingán, por la desaparición de José Antonio García Apac, mejor conocido entre l  a gente como ‘El Chino’, del cual no se tienen noticias hasta la fecha.

Toño ‘El Chino’ hacía circular el semanario Eco en los municipios de Tepalcatepec, Aguililla, Apatzingán, Buenavista, Coalcomán, Chinicuila, Aquila y Coahuayana, a donde viajaba constantemente, municipios todos ellos con alta incidencia del narcotráfico.

De acuerdo con los familiares, se tuvo conocimiento de que el lunes 20 por la tarde se comunicó a su casa en Morelia para avisar que ya iba para allá, empero nunca llegó y desde entonces se le está buscando.

Extraoficialmente se sabe que José Antonio García Apac tenía una reunión a las 7 de la noche en la ranchería denominada La Ruana y según se supo, a esa hora vía celular se comunicó a su domicilio en Morelia y cuando estaba hablando, llegaron unos sujetos que le pidieron se identificara como periodista al tiempo que le exigían dejar el celular. Segundos después se cortó la llamada a su casa.

Ante el ‘levantón’, el gremio periodístico del sur occidente de Michoacán demandó a las autoridades estatales una exhaustiva investigación para dar con el paradero del periodista José Antonio García Apac, pero no hubo respuesta por lo que se pidió el apoyo del organismo internacional Reporteros Sin Fronteras quien mostró su preocupación ante los hechos y recordó que 30 de noviembre del año pasado, en el estado de Veracruz fue asesinado Adolfo Sánchez Guzmán, de 31 años, de la emisora de radio Xhora Ori Stereo 99.3.

"Desde el final del mes de octubre no ha pasado ni una semana sin que asesinen, o desaparezca un periodista en México. La desaparición de José Antonio García Apac nos hace temer lo peor, teniendo en cuenta su actividad periodística en el estado de Michoacán, donde los narcotraficantes no dudan en decapitar a sus rivales, o a sus detractores. Una vez más pedimos a las autoridades federales competentes que se hagan cargo del caso rápidamente para salvar la vida del periodista, y al nuevo gobierno que les proporcione los medios que precisan para investigar", declaró Reporteros Sin Fronteras en un comunicado difundido a varios países del mundo.

José Antonio García Apac había dedicado varias investigaciones al narcotráfico en el estado de Michoacán, donde se suceden violentos arreglos de cuentas entre carteles locales.

Según su familia, hace varios meses al periodista le siguieron unos desconocidos. Movilizado contra la inseguridad, también había tenido algunas controversias con el alcalde de Tepalcatepec, pero ambos se habían reconciliado. Siempre según su familia, José Antonio García Apac había escrito al gobernador del estado, pidiéndole una mayor actuación contra el narcotráfico.

Por su parte, el periodista Francisco Castellanos Javier, corresponsal de la revista Proceso y amigo de José Antonio García Apac, recordó que la profesión más riesgosa es la del periodista y eso quedó corroborado con la desaparición (léase levantón), de ‘El Chino’ Apac.

“Lo más delicado y graves es que nunca, nunca, se había registrado un hecho de esta naturaleza en Michoacán, que ‘levantaran’ a un periodista, lo que preocupa a los comunicadores por la impunidad con la que trabajan las bandas del crimen organizado”, agregó.

“Esperamos que el Presidente de la República, como michoacano y de acuerdo a sus arengas de que  el Estado debe cumplir a cabalidad con su principal obligación que es salvaguardar la integridad física y el patrimonio de los ciudadanos, asegurar la paz social y respetar y hacer respetar la ley y las instituciones, investigue el caso del Chino Apac”, confió Castellanos.

Sin embargo, el periodista no apareció y aunque en un principio la Procuraduría General de Justicia del Estado señaló que no conocía el caso, fue un mes después que el procurador de Justicia Juan Antonio Magaña de la Mora, aseguró que no se tenía información sobre el paradero de José Antonio García Apac y reconoció que la dependencia a su cargo investigaba desde el día de su presunta desaparición y agregó que se mantenía una constante comunicación con las distintas procuradurías del país.

En este sentido, comentó que grupos de antisecuestros de la PGJM, han hecho acto de presencia en Tepalcatepec para recoger testimonios no sólo con los familiares sino con otras personas que pudieran aportar información.

Pero ante la falta de una respuesta positiva de parte de las autoridades estatales en torno al caso, el presidente Felipe Calderón Hinojosa, ordenó a la PGR atraer el caso de la desaparición del periodista José Antonio ‘El Chino’ García Apac.

Del caso se hizo cargo la Fiscalía Federal Especializada en Delitos Contra Periodistas.

De acuerdo con familiares de García Apac, Calderón Hinojosa recibió de los periodistas michoacanos las quejas por la inacción de las autoridades ministeriales de Michoacán, en su gira de trabajo ese mismo día por Apatzingán.

Calderón ordenó la inmediata atención del caso de García Apac para dar con su paradero.

Como resultado de la instrucción presidencial, en la capital del estado una funcionaria de la PGR de la Fiscalía Federal Especializada en Delitos Contra los Periodistas se ha entrevistado en repetidas ocasiones con familiares que presentaron la denuncia por la desaparición del director del periódico Eco de Tepalcatepec.

Pero otros datos revelados por los comunicadores de aquella región que tienen miedo y temor de ser agredidos en su integridad física, indican la posibilidad de que el periodista ya fue ejecutado y su cuerpo arrojado a la presa  de Tepalcatepec, junto con su auto, por lo que pidieron que se investigue en torno a esta presunción.

También indicaron que se sabe que este cuerpo de agua desde hace tiempo ha servido al crimen organizado para desaparecer a sus víctimas y no descartaron que en el lugar se encuentren infinidad de cadáveres.

Otros caso se dio cuando el alcalde de Tacámbaro Valentín Rodríguez Gutiérrez, prominente empresario del que se dice amasó su fortuna de una manera no muy poco clara, amenazó e insultó a la reportera María de Jesús Martínez Maldonado por su trabajo periodístico en la estación radiofónica 91.5, y a quien esto escribe por ventilar que en su municipio el narcotráfico había sentado sus reales y cobrado decenas de muertos  en sus tres años de gobierno.

Ante esta situación, los periodistas de la Costa y otros más de Morelia, solicitaron hace ya un año, una audiencia con el gobernador Lázaro Cárdenas Batel para expresarle la preocupación que había en el gremio y la necesidad de contar con garantías para el trabajo reporteril, pero hasta la fecha, el mandatario no ha dado una respuesta.

Lázaro, sonrisa electorera: Medina

Para el dos veces Premio Nacional de Periodismo y también Premio Estatal de Periodismo, monero y caricaturista, Octavio Medina, en el gobierno de Lázaro Cárdenas Batel ha existido una fuerte censura a determinados periodistas críticos de la actual administración.

“Este gobierno del cambio invierte fuertes cantidades de dinero del erario público para publicitar su respeto a la libertad de expresión; es un discurso de doble moral. El actual gobierno del estado no acepta la crítica. La caricatura política que yo vengo realizando desde hace 15 años, es crítica política bien fundamentada. Este gobierno tiene doble discurso, no es democrático, es un gobierno autoritario, intolerante hacia los comunicadores que intentamos ejercer nuestra libertad de expresión”, señaló Octavio Medina en un programa radiofónico de  esta ciudad de Morelia.

Pero siguió: “Me siento reprimido, la censura tiene muchas implicaciones;  no solo es el hecho que no te permitan publicar, en mi caso, la caricatura. Además te cierran las posibilidades de realizar tu proyecto de familia porque careces de ingresos, te cancelan la posibilidad de ganarte honestamente la vida. En tres o cuatro ocasiones le he solicitado una audiencia al gobernador Lázaro Cárdenas y me respondió siempre con su sonrisa electorera, y nunca me resolvió nada”.

Y es que Octavio Medina es uno de los caricaturistas políticos más críticos de la actual administración y prácticamente en los medios más “importantes” del estado ha sido censurado.

De hecho, una de sus cartones más comentados lo dio a conocer en una publicación que él mismo diseña y que se llama el Refranero, en donde bajo el título Al son que le toquen, baila, hace alusión a “la actitud frívola de la coordinadora de Comunicación Social” Alma Margarita Espinosa Menéndez y “al trato superficial que da hacia los comunicadores”.

Sobre a polémica caricatura, el maestro Medina describe que Alma Espinosa está acompañada del gobernador que viste como un niño marinero, tocando sus bongos y está cantando “La prensa que más aplauda, le mando, le mando a Canuta”.

Explica Octavio Medina: “Canuta es un nombre que se ha ganado a pulso en el medio periodístico Alma Espinosa, y está en una actitud de teibolera precisamente haciendo uso y abuso del erario público para sus asuntos personales y descuidando los verdaderos problemas de la comunicación en Michoacán y de los comunicadores”.

Recuerda Octavio Medina que él fue de los fundadores del Frente Democrático Nacional, en el 88. “Me jugué el pellejo para que esta gente tenga voz y voto y me pagan con esa ingratitud de quitarme todos los espacios en los medios de comunicación.

 

Publicado: Enero 2008 / Año 3, No. 25



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

Caricaturistas de Contralínea
De Actualidad

 

 

 

Publicidad

 

Avance Contralínea



En la República:  

Números atrasados
Publicidad:  



2005 Revista Contralínea Derechos Reservados CIMCOM
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9802 /03 /05
Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |

Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo